Servicios Conjuntos de Noticias, Inc.

“La forma más radical de la violencia es precisamente un esfuerzo intolerable por destruir todo lo que se envidia de otra persona”, comentó un senador académico del Recinto de Río Piedras al salir de la reunión extraordinaria durante la tarde de hoy martes 11 de mayo. Al preguntársele por sus expresiones, el senador indicó que lo que había ocurrido era un intento de golpe de estado por parte de unos senadores. “Un grupo de personas, como Eneida Vázquez Colón, Félix J. García Hiraldo, Waldemiro Vélez Cardona, María Gisela Rosado Almedina y Ramón Arroyo Carrión se han abanderado de una idea de justicia fundada en la envidia, para hacerle daño a la Rectora Interina y desestabilizar toda sus labores,” añadió el profesor.

Dos senadores visiblemente molestos señalaron a nuestra redacción que durante la reunión, la derecha estudiantil del Partido Popular, representada por García Hiraldo, los docentes sin ningún tipo de productividad científica en su historial de Google o en cualquier otro banco de datos, encabezados por Arroyo Carrión, Rosado Almedina, Vázquez Colón y Vélez Cardona, junto con la belicosa y terrorista representación del Partido Nuevo Progresista que apoya la candidatura de Calos Colón de Armas como Rector del Recinto de Río Piedras, y los amos del terror violento de la liga socialista se constituyeron como los representantes de las grandes masas universitarias que toman directamente en sus manos la administración de la Universidad. Son los mejores representantes de la barbarie totalitarista, enfatizó una senadora.

Trascendió que el Senado Académico pretende conferir a Eneida Vázquez Colón, docente sin ninguna publicación, o mérito académico alguno, la distinción de Profesora Distinguida para que pueda seguir devengando su salario en perpetuidad. Por otro lado, fuentes aseguran que Félix J. García Hiraldo espera un contrato de asesor en la oficina del senador por el Partido Popular, José Luis Dalmau.

Advertisements