Servicios Conjuntos de Noticias, Inc

Durante el congreso Because Writers Speak their Mind, el Pen Club Global indicó que ha creado un comité de sabios para analizar la proliferación de epístolas paternalistas durante la huelga de la Universidad de Puerto Rico. La asociación global enviará una comunicación al Pen Club de Puerto Rico para indicarle el interés de los sabios literarios globales en este tipo de narrativa epistolar paternalista, basada en correos electrónicos y en archivos pdf vía Internet, que se ha desarrollado durante la huelga de la Universidad de Puerto Rico.

El Pen Club Global reconoce la influencia ejercida por la novela epistolar en la invención de los Derechos Humanos. Indica la asociación en un comunicado extenso que: “Obras como Pamela y Clarissa, de Samuel Richardson, o Julia, de Rousseau, inauguraron un género de éxito que alcanzó su máximo desarrollo en las fechas inmediatamente anteriores a las Declaraciones norteamericana y francesa. El intercambio de cartas, como recurso narrativo, ofrecía un camino de acceso a la intimidad ajena y, de este modo, favorecía uno de los sentimientos sin los cuales resulta difícil concebir una idea como la de los derechos humanos: la empatía. No se trata de un sentimiento que sólo apareciera en el siglo XVIII, lo que sucede es que la generalización de la novela epistolar lo estimula hasta límites desconocidos anteriormente, borrando las fronteras entre las clases sociales, los sexos y, en definitiva, entre unos hombres y unas mujeres cada vez con mayor conciencia de su individualidad”.

El Pen Club Global ve posibles vínculos entre las Cartas a los Estudiantes, género narrativo epistolar de la huelga de la UPR, y otras formas de literatura paternalista en Puerto Rico. De acuerdo con esta sociedad literaria, “los supuestos del paternalismo literario son para promover intereses personales y podrían utilizarse para justificar restricciones a la libertad a través de una propuesta de autonomía desde una doctrina liberal, cuyos antecedentes estarían en Kant y John Stuart Mill”.

Advertisements