Servicios Conjuntos de Noticias, Inc

El Cocinero Global de Cocina Erótica se reúne en Puerto Rico para estudiar la actividad lengüetera de los puertorriqueños. El lengüetero puertorriqueño orienta su lengua a gestionar el conflicto, a prevenir o contener la escalada de un conflicto o a reducir su naturaleza destructiva, con el fin último de alcanzar una situación en la que sea posible llegar a un acuerdo, pero sin llegar a la resolución del propio conflicto. “Como buenos lengüeteros, en Puerto Rico se gestiona el conflicto pero no existe la resolución de conflictos”, comentó el Gran Chef de Cocina Global.

En la isla existen muchos tipos de lenguas que gestionan los conflictos sin abordar sus raíces profundas complejas y prolongadas, ni promover cambios en las condiciones estructurales que los propician. Se lengüetea para aminorar el conflicto y reorientarlo hacia un escenario en el que pueda entrar en vías de solución, irresolubles.

En un informe extenso, el Cocinero Global describe las diferentes lenguas que se cuecen en Puerto Rico para gestionar conflictos. Servicios Conjuntos resume a continuación el recetario lengüetero puertorriqueño.

Hay lenguas compuestas, servida con alcaparras en vinagre, como las de José Arsenio Torres, Ángel Rosa, Carlos Díaz Olivo y Luis Pabón Roca, entre otros.

Existen las lenguas a la criolla, cortadas en rebanadas y fritas con cebolla, alcaparras, ajo y perejil. Algunos exponentes de las lenguas a la criolla son Normando Valentín y Jorge Seijo.

Está también la lengua asada, con clavo y pimienta y servida con salsa picante. Asadas son las lenguas de Rubén Sánchez, Luis Dávila Colón, Luis Francisco Ojeda, Sergio Peña Clos, Julio Muriente e Inés Quiles.

Se cuece en Puerto Rico también la lengua mechada, con cebollas, ajíes dulces, perejil y laurel, mojada en vino y caldo y asada a fuego lento sobre un brasa encendida. Algunos representantes de la lengua mechada son Luis Penchi, Carlos Gallisá y José Raúl Arriaga

Está la lengua sabrosa luego de cocinarse se fríe en vino tinto o blanco, cebolletas y se sirve con unos huevos duros, sazonada con perejil. Representantes de esta lengua sabrosa son Julio Rivera Saniel, Elliot Castro y David Noriega.

Se cocina en la isla la lengua a lo campesino, preparada en una cacerola con cebolla, perejil, un poquito de orégano, culantro, pimienta, clavillos, ají dulce, alcaparras y hojas de laurel. Susa y Epifanio son los grandes de la lengua a lo campesino.

Advertisements