Servicios Conjuntos de Noticias, Inc.

En la tarde del lunes 28 de junio, el presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera Schatz, visitó el programa Super Exclusivo trasmitido por WAPA, Canal 4. Fue entrevistado por La Comay para ofrecer su versión de lo acontecido el jueves pasado en el hemiciclo del Senado. Ese día expulsó a los fotoperiodistas de las vistas senatoriales y al día siguiente no permitió al resto de periodistas acceder al área reservada tradicionalmente para la prensa.

Servicios Conjuntos entrevistó a personas allegadas al campo académico de la información global y todas estuvieron de acuerdo en que resulta desconcertante ver cómo el representante de un partido político entra en el juego de la democracia para acabar con ella. También coincidieron en que se burla de la democracia en su cara y aún así sale victoriosos con una política antagónica al sistema al que acude para llegar al poder.

Todos los académicos entrevistados se mostraron preocupados por el lugar escogido por Rivera Schatz para presentarse públicamente como víctima de la prensa. Indicaron que Super Exclusivo es un programa que construye unas “noticias” con mezcla de habladuría y de rumor para alimentar el escándalo. Reconocieron estos estudiosos que la dinámica del escándalo en La Comay y en Rivera Schatz consiste en alimentarse noticiosamente a sí mismos. Todo escándalo ha de generar consecuencias, por tanto, las noticias persistirán. En este contexto, las noticias que Rivera Schatz quiere que despierten mayor interés son aquellas que lo presentan como víctima, donde los sentimientos básicos son supuestamente compartidos sin distinción de público.

Estos académicos recordaron a P.T. Barnum, promotor de representaciones circenses en Estados Unidos, quien solía escribir cartas bajo nombres diferentes a varios diarios para denunciar la estafa de sus espectáculos. Procedía de esta forma porque sabía que aquélla era la manera de despertar el interés en el público. Como el promotor de circos, Thomas Rivera Schatz muestra con su visita a Super Exclusivo su singular interés en generar el escándalo en un público ávido de emoción y desconcierto.

Advertisements